Estilo educativo


Como rasgo identificativo de nuestra labor educativa, pretendemos construir una casa abierta, por este motivo invitamos a nuestros/as amigos/as y hacemos un hueco, siempre que es posible, a quien lo necesita.

Intentamos no enjuiciar y no tener prejuicios de admisión, buscando, eso sí, responder a los/las chicos/as más desfavorecidos/as.

Nuestro estilo educativo consiste en sacar de cada persona lo mejor que lleve dentro, así, los/las educadores/as pretenden ampliar lo que cada cual considera positivo de sí mismo/a.

Se buscan soluciones a los problemas en las asambleas diarias en las que participamos todos/as.

La letra con sangre no entra, por eso cambiamos castigos por razones y puntos de vista.

Quien bien te quiere no tiene por qué hacerte llorar, sino más bien sonreír y cuando no hay alegría, nos preguntamos por qué; cuando la hay, la disfrutamos.

 

A la hora de programar las diferentes actividades, tenemos en cuenta:

Conductas:

El objetivo es conseguir hábitos saludables que faciliten una evolución personal.

Pensamiento:

Tratamos de enriquecer las capacidades intelectuales de nuestros/as jóvenes por medio de información, viajes, periódico, dejarse preguntar y apoyo en los estudios.

Sentimientos:

Buscamos querer a los/as chicos/as desinteresadamente para que la tarea educativa no sea una carga, en este sentido, se pretende la efectividad desde la afectividad.



A través de la Casa – Escuela, compartimos con los/as chicos/as experiencia y conocimiento de:

- Vivencias cristianas.

- Potenciación de la autoestima.

- Convivencia pacífica y fraternal, compartiendo lo máximo posible.

- Vida sana y respetuosa con su propio cuerpo y el ajeno.

- Ambiente familiar afectivo.

- Apoyo en el estudio y hábito exigente de trabajo.

- Alternativas de tiempo libre y diversión sana.

- Variadas expresiones artísticas y de trabajos manuales.

- Análisis de la realidad local, nacional e internacional.

- Relaciones personales sinceras, tolerantes, desinteresadas y abiertas.

- Organización y resolución de problemas en asamblea.

 

MÉTODOS CONCRETOS

Coordinación, buscando una meta común, y buena relación entre los/as educadores/as.

Dedicación diaria y prioritaria a los/as chicos/as, escuchando, dialogando y apoyando en estudios.

Formación continua procurando incorporar y descubrir todas aquellas experiencias y conocimientos positivos que nos puedan ser útiles, sin cerrarnos al cambio.

Cercanía y exigencia entre los/las que formamos la comunidad, implicando el nacimiento de una amistad espontánea.

Adquisición de hábitos de lectura del periódico y redacción-escritura.

Cumplimiento con las responsabilidades en la Casa.

Austeridad de medios, búsqueda de satisfacciones y diversiones no ligadas al consumismo.

Viajes a otros países y ciudades.

Acampadas y salidas al medio rural.

Afrontamiento de todo tipo de problema, sin prejuicios, profesionalmente, buscando las soluciones dentro o fuera, siendo los más frecuentes en la actualidad los relacionados con la droga, la agresividad y la sexualidad.

Gestión clara, con acceso para todos/as, buscando el máximo aprovechamiento de las instalaciones mediante una gran disciplina económica.